Si hay una entidad en España que ha apostado decididamente por el inversor pasivo es Myinvestor. Tanto es así que a día de hoy posiblemente sea el banco con más oferta de fondos indexados del país.

Por eso mismo en este artículo vamos a ver cómo crear tu propia cartera de fondos indexados en Myinvestor paso a paso (cartera manual a medida a diferencia de las carteras automatizadas modelo roboadvisor), desde cómo abrir tu cuenta hasta la elección concreta de fondos para una cartera y su posterior gestión.


Cómo abrir una cuenta en MyInvestor

El neobanco participado por Andbank, Axa y El Corte Inglés tiene un proceso rápido y sencillo. No tardarás mucho más de 10 minutos en abrir una cuenta en Myinvestor, aunque activarla será ya otra cosa.

Todo el proceso para darte de alta en Myinvestor es online y se puede hacer incluso desde el móvil. Para crear tu cuenta necesitarás tener a mano tu DNI y el número IBAN de tu cuenta española, además de un móvil o un ordenador con cámara.

El proceso se divide en 7 pasos, de los cuales los 3 primeros sirven para recoger tus datos personales, además de una imagen de tu DNI y otra tuya para verificar tu identidad (paso 2).

En el cuarto y quinto paso tendrás que dar tu dirección fiscal y en los tres siguientes están reservados para tus datos fiscales (estado civil, actividad o profesión…) y el número de cuenta IBAN a que irá asociada tu cuenta en MyInvestor o cuenta nodriza.

Esto no quiere decir que se vaya a ordenar ninguna transferencia de forma automática desde esa cuenta, es solo un requisito para poder completar el proceso online sin necesidad de desplazarte a una oficina

Por último, deberás elegir tu usuario y contraseña. Una vez lo hagas, verás los documentos del contrato y de la promoción de la cuenta remunerada al 1%, que tendrás que firmar online. Cuando lo hagas, verás en la pantalla el siguiente mensaje:

Además, también te llegará a tu email un correo electrónico tu contrato, las bases de la promoción actual y el cuestionario KYC de conocimiento del cliente (un resumen de los datos que has facilitado en el alta)

Activar tu cuenta en MyInvestor

Después de crear tu cuenta en Myinvestor, tendrás que activarla. Al primer email de bienvenida le seguirá otro bajo el título “Necesitamos saber algo más sobre ti” con el que básicamente buscan cumplir con la normativa de prevención de blanqueo de capitales.

Ahí es donde te pedirán que les envíes por email tu última declaración de la renta o los modelos 130 o 190 y el modelo de IVA 300 o 390 si eres autónomo, así como el pasaporte si tienes nacionalidad diferente a la española.

Una vez lo hagas, tu cuenta estará activa en un plazo de 48 horas.

Coste de MyInvestor y funcionamiento

El funcionamiento de Myinvestor es muy sencillo. El dinero que tengas en la cuenta y que no esté invertido te ofrece una rentabilidad del 1% con un límite de 15.000 €.

A partir de ahí, el neobanco dispone de dos alternativas básicas de inversión: fondos de inversión y planes de inversiones.

Su oferta en fondos se divide entre tres opciones:

Fondos indexados → Cuenta con productos de Amundi, Vanguard e iShares, entre otros

Fondos Plus → Una amplia selección de todos que ahora agrupa los fondos de la gestora Esfera como el Baelo que gestiona Antonio Rico.

Fondos Estratégicos → Carteras de fondos perfiladas para cuatro perfiles de riesgo desde el equilibrado hasta el decidido más una Cartera Value que integra los fondos de las principales gestoras value nacionales más acciones de Berkshire Hathaway.

De las tres opciones, vamos a centrarnos en la primera y ver cómo crear tu propia cartera de fondos indexados en MyInvestor. El primer paso para hacerlo es, lógicamente, enviar fondos a tu cuenta de Myinvestor, algo que tendrás que hacer desde tu Cuenta Nodriza.

Con esos fondos ya podrás montar tu cartera. Antes de hacerlo es importante que conozcas los costes de los fondos indexados en Myinvestor y de su operativa.

Costes de los fondos indexados en Myinvestor

Los fondos indexados en MyInvestor no tiene comisión de custodia. Esta de una de las señas de identidad del banco y también de sus principales armas comerciales.

La traducción práctica es que MyInvestor no cobra nada por comercializar este tipo de fondo, pero eso no quiere decir que no vayas a pagar ninguna comisión. Cada fondo cuenta con sus propias comisiones de gestión, suscripción y reembolso que sí tendrás que pagar.

El banco provee esa información en la ficha de cada uno de sus fondos y como uno de los filtros de su buscador de fondos indexados que más adelante te explicaré como funciona

Si en este punto te preguntas cuál es entonces el beneficio que obtiene MyInvestor, que sepas que no estás solo. Es una pregunta muy repetida dentro de la comunidad de inversores pasivos. La respuesta más plausible es que forme parte de una estrategia de venta cruzada para atraer a un perfil de cliente concreto que después pueda querer optimizar su inversión en planes de pensiones o que necesite más adelante una hipoteca, por poner dos ejemplos.

Cómo crear tu cartera indexada en MyInvestor

Por fin llega el momento de ponerse manos a la obra, de crear tu propia cartera de fondos indexados en MyInvestor. Desde un punto de vista operativo es muy sencillo. De hecho, lo más complicado será la elección de los fondos, que dependerá sobre todo de tu perfil como inversor.

MyInvestor cuenta con su propio buscador de fondos indexados, donde puedes filtrar fondos por gestora, región en la que invierte y, lo más interesante, por TER. El TER o Total Expense Ratio es el porcentaje de gastos anualizado que soporta un fondo. En otras palabras, cuánto te cuesta en término de comisiones y gastos totales. De forma muy resumida, cuanto más alto sea su TER, más caro será el fondo.

Una vez introduzcas los datos en el buscador verás las principales magnitudes del fondo en término de rentabilidades dentro del año, a uno, tres y cinco años. Además, la ficha de cada fondo te incluye claramente las comisiones que cobra y alertas de interés si, por ejemplo, un fondo va a ser absorbido por otro.

Así es como puedes buscar y seleccionar los fondos indexados de tu cartera en MyInvestor. Si prefieres verlos todos, puedes aprovechar el Excel que Dull Investor (bloguero de Rankia)  desde hace años actualiza con fondos indexados y ETFs.

Montando tu cartera de fondos indexados en MyInvestor

Si es la primera vez que te animas a crear tu propia cartera indexada es normal que te asalten las dudas, desde qué fondos elegir hasta cuánto dinero necesitas para empezar.

En este sentido, el dinero inicial mínimo para invertir dependerá de cada fondo. Con los fondos activos, este capital puede ser elevado, pero no así con los fondos indexados. De hecho, MyInvestor reduce esta inversión inicial mínima en los indexados al 0,0001 del valor liquidativo del fondo. ¿Qué quiere decir esto? Que con apenas 1.000 euros o menos vas a poder montar tu cartera indexada.

Con esto en mente, queda la selección de fondos y el perfil de la cartera. Para este ejemplo vamos a usar solo fondos de la gestora Vanguard, la más conocida y también la más barata como norma general (no siempre es así). También nos vamos a regir por un principio de simplicidad.

Los fondos indexados están ya diversificados por naturaleza, por lo que no vamos a incluir más de tres fondos en la cartera:

Con estos tres fondos podrás crear tu primera cartera indexada en MyInvestor y en realidad en cualquier otro banco. Ahora queda la labor de ponderar cada uno de los fondos en función de tu perfil de riesgo. A modo de ejemplo, estas son dos configuraciones para una ponderación agresiva y una más moderada.

Cartera AgresivaCartera Moderada
FondoPonderaciónFondoPonderación
Vanguard Global Stock Index75%Vanguard Global Stock Index60%
Vanguard Emerging Markets Stock Index15%Vanguard Emerging Markets Stock Index10%
Vanguard Global Bond Index10%Vanguard Global Bond Index30%

Para contratar los fondos bastará con que pulses en contratar e indiques el capital inicial para cada uno de ellos. Después sólo tendrás que introducir tus claves para operar y ya tendrás lista tu propia cartera de fondos indexados en MyInvestor.

Si no te quieres complicar, una buena opción es optar por el fondo de inversión de Indexa Capital (Indexa RV Mixta Internacional 75 FI). (código ISIN nºES0148181003), Es un fondo que invierte un 75% en ETFs indexados de bolsa y 25% en ETFs indexados de bonos. Su composición equivale a una cartera 9 de fondos de inversión en Indexa o a una cartera 7-8 de panes de pensiones.

Una muy buena opción si no cuentas con los 3.000€ mínimos para abrir la cuenta de fondos o planes de pensión directamente en Indexa.

¿Es posible hacer aportaciones periódicas a la cartera de fondos?

Las aportaciones periódicas a la cartera de fondos son una buena estrategia para invertir automáticamente todos los meses y promediar mediante la estrategia del Dollar Cost Averaging. Es la fórmula para olvidarte del market timing y no tener que estar perdiendo el tiempo en pensar cuándo es el mejor momento para comprar.

Con esta fórmula, compras todos los meses el mismo día. Así, habrá meses en los que compres más caro y otros lo harás más barato. Al final del camino, se supone que habrás comprado al precio medio de mercado y, lo mejor de todo, es que no habrás tenido que preocuparte de estar invirtiendo todos los meses porque el sistema que has creado lo hará por ti.

MyInvestor permite establecer una estrategia de aportaciones periódicas a la cartera de fondos, aunque para ello debes asegurarte de que hay dinero en tu cuenta. En otras palabras, primero debes nutrir la cuenta de MyInvestor y después decirle al sistema cuándo harás las aportaciones a cada fondo y de cuánto serán.

¿Qué pasa con el rebalanceo o reajuste de la cartera indexada?

La ventaja de las aportaciones periódicas es que se pueden automatizar. Su inconveniente es que, si lo haces así, tendrás que hacer un rebalanceo de tu cartera cada cierto tiempo (cada seis meses o una vez al año debería ser suficiente).

El rebalanceo de la cartera indexada es algo tan sencillo como revisar su evolución cada cierto tiempo para que mantenga los valores que has fijado al empezar a invertir. Es decir, esos porcentajes que quieres que tenga cada fondo indexado de los que seleccionaste.

Y es que, con el tiempo, esos porcentajes iniciales irán cambiando en función de la evolución del mercado. Para que lo entiendas mejor, si a lo largo del año la renta variable ha ido mejor que la renta fija, el peso de esos fondos en tu cartera aumentará y lo mismo si los que han despuntado son los emergentes.

Así, en lugar de ese 75%-15%-10% inicial, al terminar el año los porcentajes pueden ser 78%-20%-2%, por ejemplo. Esa nueva composición ya no responde al mismo perfil de riesgo que la inicial y te tocará reajustar esos porcentajes. En eso consiste el rebalanceo o reajuste de la cartera. Además, conforme vaya pasando el tiempo es posible que tu perfil de riesgo cambie y quieras modificarlo, independientemente de lo que haga el mercado.

¿Cómo se hace el rebalanceo de la cartera indexada? Puedes hacerlo a través de tus aportaciones periódicas mensuales o trimestrales. Para ello bastará con que revises el peso de cada fondo en tu cartera e inviertas más en los que más peso han perdido, que normalmente también serán los más baratos.


Esta es la estrategia óptima desde un punto de vista financiero. Sin embargo, también es la que te obligará a hacer cuentas cada mes. Si no quieres hacerlo, bastará con que una vez cada seis meses o una vez al año, hagas una aportación extraordinaria a tu cartera para este rebalanceo.

MyInvestor frente a otras alternativas de inversión

MyInvestor te permite crear tu propia cartera de fondos indexados de forma rápida y sencilla, pero no es la única alternativa que hay en el mercado para el inversor indexado.

Hay otros bancos que también cuentan con fondos indexados, aunque su oferta es menor. Aquí es donde entra Renta 4, que compró BNP Paribas, y que mantiene por ahora la misma operativa para invertir en ETFs y fondos indexados. El inconveniente de esta plataforma es que te cobrarán gastos de custodia por los fondos Vanguard si no cuentas en tu cartera por lo menos con un 50% de fondos que sí generen retrocesiones para el banco. En definitiva, vas a tener que dedicar mucho más tiempo a pensar tu cartera si no quieres pagar comisiones.

Otras alternativas similares incluyen SelfBank y Openbank, donde la oferta de fondos indexados disponibles es todavía menor.

La otra alternativa del inversor indexado son los roboadvisors o asesores automatizados. En este caso no serás tú quien monte la cartera de fondos indexados. El roboadvisor se encargará de hacerlo por ti en función de un perfilado de cliente que te hará al empezar a invertir. Para que lo entiendas mejor, al abrir tu cuenta con el roboadvisor, te harán una serie de preguntas para determinar tu perfil inversión y según éste, te asignarán a una de sus carteras de fondos indexados.

También se encargan de las aportaciones periódicas y del reajuste de la cartera automáticamente (esto añade, según ellos, un 0,4% de rentabilidad anual, que compensa en parte su comisión).

A cambio de esta gestión, pagarás algo más en comisiones, pero te olvidarás de rebalanceos y de la gestión de los fondos indexados. En este artículo te explico cómo invertir en fondos indexados con Indexa Capital.

¿Qué es mejor para ti? ¿Crear tu cartera indexada en MyInvestor o invertir a través de un gestor automatizado como Indexa? La verdad es que es cuestión de gustos. Con la primera eres tú quien crea la cartera y la gestiona, con todo lo que eso implica, mientras que con la segunda, delegas esa tarea en profesionales de la inversión.

Desde un punto de vista práctico y para una cartera de menos de 10.000 €, la diferencia se traduce a poco más de 50 € al año en comisiones. Según vaya aumentando el tamaño de tu cartera, esa cantidad será mayor también.

¿Y desde un punto de vista inversor? En términos de diversificación, Indexa irá aumentando la diversificación de tu cartera conforme aumente su tamaño. Para una cartera de 1.000 euros la diversificación que te ofrecen no será mucho mayor de la que te he propuesto en el artículo. Eso cambiará según vaya creciendo la cantidad invertida. De hecho, es en las carteras de más de 10.000 euros donde la cartera tiene más fondos: entre 4 y 7. Aunque más fondos no quiere decir necesariamente más diversificación.

¿Qué te ha parecido el post? ¿Te queda alguna duda? ¿Alguna sugerencia? Cuéntamelo abajo en los comentarios (respondo todos) para tener feedback y mejorar el artículo 🙂 👇