Diferencias entre Fondos de inversión Indexados vs Planes de pensión vs EPSV vs Unit linked vs ETF

Has investigado y llegado a la conclusión de la que la gestión pasiva es para ti. Quieres indexar una parte de tu cartera y ahora sólo queda decidir el cómo y el donde. En otras palabras, con qué producto financiero concreto. Y es que los fondos indexados y los ETF no son los únicos productos con los que aprovechar la gestión pasiva y la inversión indexada.

Vamos a repasar los principales productos de inversión, cómo funcionan, cuáles son sus características y para cuáles encontrarás una versión indexada en el mercado.

Fondos de inversión

Los fondos de inversión son un instrumento de inversión colectiva que reúnen los ahorros de muchos pequeños inversores para invertirlos de forma conjunta según los parámetros que marque su política de inversión.

Cada fondo de inversión cuenta con un equipo de gestores que es el encargado de fijar la estrategia de inversión y de elegir dónde, cómo y cuándo invertir el dinero de los ahorradores. La evolución de esas inversiones es lo que marcará si el fondo pierde o gana dinero.

Nota: en el caso de los fondos indexados también hay un gestor aunque su papel es más bien pasivo. Se limita a comprar y vender según entran o salen inversores (partícipes) pero no analiza para intentar batir al mercado activamente.

Como ahorrador, lo que haces al contratar un fondo es adquirir una participación del mismo. El valor de esa participación se mide dividiendo el patrimonio del fondo entre el número de participaciones que tenga y variará dependiendo del acierto de los gestores al invertir.

👉 Características de los fondos de inversión

Los fondos de inversión son uno de los productos más versátiles a la hora de invertir. Estas son sus principales cualidades:

  • Diversificación. Un fondo es un producto ya diversificado en sí mismo. A fin de cuentas, invierte diferentes acciones que pueden ser de distintos sectores y en diferentes países, además de complementarlas con otros productos de renta fija u otro tipo de activos como materias primas u otros commodities.
  • Liquidez. La liquidez de los fondos de inversión normalmente es absoluta. Puedes recuperar el dinero invertido en un fondo cuando quieras salvo que en su folleto indiquen lo contrario. Y es que hay fondos que sí cuentan con restricciones para retirar el dinero o ventanas de liquidez cerradas. Es decir, que limitan a determinados momentos del año la posibilidad de recuperar tu dinero.
  • Perfil de riesgo. Hay fondos de inversión ‘de todos los colores y para todos los gustos’. Una de las características de los fondos de inversión es que pueden adaptar su nivel de riesgo para prácticamente cualquier inversor, desde el más arriesgado hasta el más conservador. Esta variedad y amplia oferta es una de las cualidades que definen a los fondos de inversión.
  • Comisiones. Varían en función del fondo y del tipo de inversión, aunque existen unos máximos legales que no se pueden superar.
  • Inversión máxima. No hay límites al dinero que puedes invertir en uno o varios fondos de inversión.

📈Fiscalidad: Cómo tributan los fondos de inversión

La fiscalidad es clave a la hora de invertir y puede marcar la diferencia a largo plazo, especialmente cuando se trata de productos indexados. A fin de cuentas, la rentabilidad bruta que puedes obtener a través de uno u otro producto de gestión pasiva es relativamente similar. Las comisiones y la fiscalidad son lo que te harán ganar más o menos.

En este punto, la fiscalidad de los fondos de inversión es una de sus principales ventajas frente a alternativas como invertir en acciones. Los fondos de inversión tributan en la declaración de la renta como una ganancia o pérdida patrimonial dentro de las rentas del ahorro. A efectos prácticos, esto quiere decir que tendrás que pagar a Hacienda entre un 19% y un 23% del dinero que ganes con los fondos al hacer el IRPF.

La ventaja fiscal de los fondos es que el traspaso entre fondos está exento de tributar. En otras palabras, no vas a tener que pagar impuestos si reinviertes el dinero que has ganado en otro fondo de inversión. Al invertir en acciones o en un depósito, tendrás que pagar impuestos cada vez que vendas una posición.

Gracias al diferimiento fiscal de los fondos de inversión vas a poder aprovechar mucho mejor el interés compuesto para hacer crecer más tus ahorros.

Además, los fondos de inversión permiten compensar pérdidas y ganancias al hacer la renta. Es decir, podrás restar el dinero que has perdido en un fondo a lo que has ganado en otro y también a lo ganado con acciones y el resto de productos que integran las ganancias y pérdidas patrimoniales. A modo de ejemplo, si has ganado 1.000 euros con un fondo y perdido 500 euros en bolsa, Hacienda te permite restar las pérdidas a las ganancias y será como si solo hubieses ganado 500 euros. Puedes incluso restar esas pérdidas a lo que has ganado al vender tu casa.


¿Y si un ejercicio solo pierdes dinero? Podrás usar esas pérdidas para compensar ganancias de hasta los cuatro siguientes ejercicios fiscales.

✅ Ventajas de los fondos de inversión

Los fondos de inversión son, junto con las acciones, el principal vehículo de inversión de los españoles y no es por casualidad. Se trata de un producto versátil, con mucha oferta donde elegir tanto en estrategias de inversión como en perfiles de riesgo. Esta una de sus grandes características y ventajas.

Sin embargo, lo que de verdad los define frente a otras alternativas que vamos a ver a continuación es su liquidez y transparencia. Con un fondo siempre vas a poder acceder a tu dinero cuando quieras. Además, es un vehículo más transparente que los planes de pensiones y los seguros de ahorro en términos generales.

Su fiscalidad también ayuda, aunque sobre todo cuando se compara con la inversión directa en acciones, no tanto con el resto de vehículos de inversión.

¿Existe una versión indexada? Sí, los fondos indexados

Los fondos indexados son, junto con los ETF, la principal vía para crear una cartera de inversión indexada. Fueron el primer producto que permitió la indexación y siguen siendo su gran referente.

Puedes crear una cartera de fondos indexados contratando directamente los fondos que más te interesen a través de Renta 4 o MyInvestor y después hacer tú mismo el rebalanceo de posiciones o abrir una cuenta en compañías como Indexa Capital y que su equipo gestor se encargue del asset allocation y de los rebalanceos. Aquí puedes ver la comparativa entre Indexa Capital y MyInvestor.

La diferencia entre una y otra opción para una cartera de menos de 10.000 euros es de apenas 40 euros al año.

Planes de pensiones

Los planes de pensiones han ido perdiendo fuerza con el paso del tiempo, pero siguen siendo el primer producto que viene a la mente al pensar en la jubilación. El motivo son años y años de campañas de publicidad donde se ha relacionado los planes de pensiones con la jubilación y el ahorro a largo plazo.

Un plan de pensiones es la carcasa que comercializa un fondo de pensiones, que funciona de forma muy similar a un fondo de inversión. Es decir, se trata de un vehículo que también junta el ahorro de muchos inversores para invertirlo de forma conjunta siguiendo una serie de límites que marca su política de inversión.

A partir de ahí, surgen las diferencias en cuanto a su fiscalidad, características e incluso quien se encarga de su supervisión. En el caso de los planes, ésta depende de la Dirección General de Seguros y Planes de Pensiones (DGSFP) y no de la Comisión del Mercado de Valores (CNMV) y su normativa es más restrictiva.

👉Características de los planes de pensiones

Lo que define a los planes de pensiones es su orientación al largo plazo. Estas son las cualidades más importantes de este producto:

  • Diversificación. Los planes de pensiones, al igual que los fondos de inversión, son un producto ya diversificado al invertir en una cesta de acciones.
  • Liquidez. Esta es una de las grandes desventajas de los planes de pensiones frente al resto de productos de inversión indexada y no indexada. Con un plan de pensiones no vas a poder recuperar el dinero cuando quieras. Actualmente sólo se puede recuperar al jubilarse o en algunos supuestos concretos como el paro de larga duración. A partir de 2025 sí que se podrán rescatar las aportaciones realizadas al plan de pensiones después de 10 años. Es decir, en 2025 podrás rescatar el dinero que tuvieses en el plan en 2015, pero no lo que aportases después.
  • Perfil de riesgo. Hay una cosa que debes tener clara. Un plan de pensiones también puede perder dinero, no es un producto 100% seguro. Como ocurre con los fondos de inversión, hay diferentes tipos de planes de pensiones para cada perfil de inversor y de riesgo, aunque la oferta es mucho menor que la de fondos de inversión.
  • Comisiones. Los planes de pensiones también cobran comisiones y éstas también están limitadas por ley. El problema en este caso no son tanto las comisiones visibles, sino las ocultas que tienen que ver con la operativa del propia plan. Es decir, lo que le cuesta al fondo de pensiones comprar y vender los activos en los que invierte.
  • Inversión máxima. Existe un límite anual de 8.000 euros. Nunca podrás destinar más de 8.000 euros al año a la inversión de planes de pensiones. A partir de 2021 este límite será de 2.000 euros para los planes privados y de 10.000 para los de empresa sumando tu contribución y los de la compañía.
  • Inversión mínima. Hay fondos de pensiones que sí cuentan con una cantidad mínima de entrada y también para las aportaciones posteriores.

📈Fiscalidad de los planes de pensiones

La falta de liquidez y la fiscalidad es lo que define a los planes de pensiones. No en vano, planes de pensiones y EPSV son los únicos productos que permiten deducir las aportaciones que hagas en la renta más allá de la inversión directa en determinado tipo de empresas como las start-ups.

El problema es que esta enorme ventaja fiscal tiene su contraprestación a la hora de recuperar el dinero. Por eso mismo, al hablar de los planes de pensiones hay que diferenciar entre las aportaciones al plan y el posterior rescate.

De forma muy resumida, el dinero que inviertas en el plan te permitirá pagar menos impuestos en el IRPF. Esas aportaciones se reducirán de tu base imponible. Si has ganado 35.000 euros e invertido el máximo de 8.000 euros, para Hacienda será como si solo hubieses ganado 27.000 euros y pagarás menos impuestos. Teniendo en cuenta que el IRPF es un impuesto progresivo y que pagan más quienes más ingresan, invertir en planes es especialmente atractivo para las rentas más altas y mucho menos para las más bajas.

¿Y el rescate? A diferencia de los fondos de inversión, los planes de pensiones tributan como rentas del trabajo y no como rentas del ahorro. En otras palabras, el dinero que rescates al plan de pensiones se sumará a la base imponible general. Además, lo hará por el total rescatado, no sólo por los rendimientos que hayas obtenido.

Para que lo entiendas mejor, con un plan de pensiones pagarás por el dinero ahorrado más el beneficio, mientras que con un fondo sólo tributas por el beneficio. Esto se debe a que el plan lo que hace es retrasar hasta la jubilación el tributar por ese dinero aportado, que sirvió en su momento para pagar menos impuestos.

Al rescatar el plan se puede optar por hacerlo en forma de capital o todo de golpe, como una renta o de forma mixta, que supone una mezcla de las dos anteriores. Si se rescata en forma de capital es posible practicar una reducción del 40% para las aportaciones realizadas antes de 2007.

Es importante hacer cálculos antes de tomar una decisión porque la diferencia en lo que tendrás que pagar de impuesto puede ser elevada.

✅ Ventajas de los planes de pensiones

La gran ventaja del plan de pensiones es que te permite pagar menos impuestos hoy a costa de pagarlos mañana. La clave para que merezca la pena es hacer bien la cuenta. Como norma general, suele ser interesante invertir en planes de pensiones si tu base imponible es superior a los 40.000 euros o si estás seguro de que el tipo de IRPF que pagas hoy es mayor que el que pagarás al jubilarte o cuando rescates el plan.

En el plano negativo, el gran inconveniente de los planes de pensiones es precisamente esa complejidad fiscal. Por eso mismo una pregunta habitual es si compensa invertir en planes de pensiones para desgravar.

Un fondo de inversión es mucho más transparente y fácil de entender. Sabes que sólo pagarás por la rentabilidad que obtengas y no te obliga a tener que hacer grandes cálculos para saber a cuánto ascenderá la factura fiscal. Con un plan de pensiones sí tendrás que hacerlo. De hecho, te obligará incluso a valorar cuándo debes rescatarlo. Para empezar, no suele ser recomendable hacerlo el año en que te jubilas, pero si quieres rescatarlo en forma de capital, existe un límite de dos años para hacerlo.

¿Existe una opción indexada? Sí, los planes de pensiones indexados.

Hasta hace poco los planes de pensiones indexados eran una quimera. Hoy son ya una realidad que se puede contratar en más de una plataforma. Algunos gestores automáticos donde encontrarás planes de pensiones indexados son:

  • Indexa Capital. Cuenta con 10 carteras (1 para cada perfil de riesgo) compuestas por una combinación (en distintos porcentajes) de 2 planes de pensiones (uno de acciones globales y otro de bonos globales)
  • InbestMe. Su oferta es similar, con 11 carteras combinando también un plan de pensiones de renta fija y otro de renta variable.
  • Finanbest. Cuenta con dos ofertas: una para bolsa global y otra para renta fija mixta.
  • Finizens. Cuenta con 5 carteras diferentes de planes de pensiones para elegir.
  • Popcoin. Dispone de tres perfiles de planes para inversores conservadores, moderados y dinámicos.

La opción que yo utilizo: el plan de pensiones indexado (cartera 10/10) de Indexa Capital por sus mejores comisiones y servicio. En un futuro artículo explicaré con más detalle este tema.

EPSV

Los EPSV son una opción de inversión exclusiva para residentes fiscales en el País Vasco y son más conocidos como los planes de pensiones vascos. La razón: es más lo que lo une a este producto que lo que lo separa.

👉Tanto es así que comparte la mayoría de características de este producto. Las principales diferencias del EPSV con los planes de pensiones estriban en su fiscalidad:

  • Y es que con un EPSV podrás aplicar la reducción del 40% al rescatar el EPSV en forma de capital a todas las aportaciones, independientemente del año en el que se hicieron.
  • También es menor la cantidad máxima que puedes invertir en este producto, que es de 5.000 euros al año.

La gran desventaja de este producto es que si dejas de ser residente en el País Vasco, ya no podrás desgravar por las aportaciones que realices, ya que éstas son exclusivas para residentes fiscales en el País Vasco.

¿Existe una alternativa indexada? Sí, los EPSV indexados. Desde 2018 es posible contratar EPSV indexados a través de Indexa Capital.

Unit Linked

Los Unit Linked son un producto asegurador diseñado para invertir. Se trata de un seguro de ahorro-vida que, básicamente, invierte el dinero que se aporta en una cesta de fondos de inversión.

Dependiendo de la modalidad del unit linked, podrás elegir entre una serie de fondos que te proponga la aseguradora o será esta quien se encargue de todo, incluida la elección los fondos en los que se invertirá.

Visto así, es fácil pensar que un unit linked es prácticamente igual que un fondo de inversión que invierte en otros fondos. La realidad es diferente. Puede que la operativa parezca similar, pero existen varias e importantes diferencias por el tipo de producto que es en realidad.

Las diferencias del unit linked vs fondo de inversión:

  1. En primer lugar, los unit linked son en realidad seguros de vida. Es decir, parte de la inversión se destinará todos los años a pagar un seguro de vida que indemnizará a quienes tú elijas en caso de fallecimiento (si no designas a nadie, serán tus herederos quienes lo cobren). Lo más habitual es que el capital asegurado sea mínimo para que también lo sea la prima que pagas, aunque esto suele poder personalizarse dependiendo del unit linked.
  2. Además, como se trata de un seguro de vida-ahorro, su fiscalidad es totalmente diferente a la de los fondos, especialmente cuando se heredan. Del mismo modo, tampoco dependen de la CMNV. Su supervisión corre a cargo de la DGSFP, como ocurría con los planes de pensiones.
  3. Una última gran diferencia radica en la titularidad del dinero invertido en los fondos. Con el unit linked, la titularidad de los activos es de la aseguradora, ya que el cliente adquiere fondos de inversión como asegurado, no como partícipe de los fondos. Es decir, estarás invirtiendo en un producto de la aseguradora, no en los fondos en los que ésta invierte.
    Muy importante: esto quiere decir que, en caso de quiebra, dependes de la solvencia de la compañía de seguros y del Consorcio de Compensación de Seguros, ya que no eres propietario de los activos del fondo, que son de la aseguradora.

👉Características de los Unit Linked

Los unit linked están especialmente orientados a la inversión a largo plazo e incluso a la planificación de las herencias y el legado familiar.

  • Diversificación. Los unit linked son productos diversificados, al invertir en cestas de fondos de inversión. Lo que cambia respecto a la inversión directa en fondos es que el propio unit linked limita los fondos a los que tienes acceso. En el mejor de los casos te propondrá un número de fondos entre los que elegir y un número máximo de cambios en tu cartera a lo largo del año.
  • Liquidez. En teoría, es posible recuperar la inversión en el unit linked en cualquier momento. La realidad es que muchos unit linked establecen penalizaciones e incluso prohíben retirar el dinero durante los primeros años de la inversión.
  • Perfil de riesgo. Hay unit linked para todos los gustos y para todos los perfiles de riesgo. En cualquier caso, recuerda que el dinero de los unit linked no está garantizado. La solvencia de la aseguradora es la que garantiza tu inversión.
  • Comisiones. Los unit linked también cobran comisiones, principalmente de gestión y de rescate, además de las propias que cobren los fondos en los que invierten. A estas se pueden unir las comisiones por traspaso cuando decides realizar algún cambio en la cartera, siempre que el unit linked lo permita.
  • Inversión máxima. No existen inversión máxima salvo que se cree en formato PIAS, donde sí hay un límite de 8.000 euros al año. (Si quieres saber más sobre el PIAS puedes echar un ojo a mi artículo ¿Qué son los PIAS? )
  • Inversión mínima. Una de las ventajas de los unit linked es que las inversiones mínimas son muy bajas. Puedes invertir desde 50 euros al mes y menos. Dependiendo del unit linked, podrás acceder a fondos con altos capitales de entrada aportando muy poco.


📈Fiscalidad de los Unit Linked

La fiscalidad de unit linked es uno de sus puntos diferenciadores. Las ganancias que obtengas con este producto se sumarán a las rentas del ahorro, pero no lo harán como ganancia o pérdida patrimonial, como ocurre con las acciones o los fondos de inversión.

El beneficio de un unit linked tributa como rendimiento de capital mobiliario, como lo hacen los depósitos o los dividendos, por poner dos ejemplos. La propia aseguradora incluirá una retención del 19% a cuenta de IRPF sobre los rendimientos que obtengas en el momento de recuperar el dinero.

Los unit linked también se pueden recuperar en forma de renta vitalicia, para las que existen beneficios adicionales en función del tiempo que se haya mantenido la inversión. En estos casos, lo más habitual es que el unit linked se comercialice bajo el formato de PIAS.

La otra particularidad de los unit linked frente a los fondos está ligada a las herencias:

La titularidad de un unit linked cambia cuando fallece el tomador del seguro y lo reciben los beneficiarios. Como ocurre con cualquier seguro de vida, con un unit linked tú puedes elegir a quién dejas ese dinero (beneficiario del seguro).
La gran ventaja en este punto es que los unit linked, como cualquier otro seguro, no forman parte de la masa hereditaria. En otras palabras, no están sujetos al tercio de la legítima ni al resto de normas que sí afectarían a acciones y fondos de inversión.

Hasta 2018 el capital acumulado en los unit linked no tributaba en el Impuesto sobre el Patrimonio, aunque ahora sí lo hace.

✅ Ventajas de los Unit Linked

La verdadera ventaja de un unit linked de otros productos financieros es su tratamiento en caso de fallecimiento. El hecho de que el dinero quede fuera de la masa hereditaria permite disponer de tu patrimonio como quieras a efectos de planificar la herencia.

También es una ventaja la forma en la que pueden domiciliarse las aportaciones. Y es que a diferencia de un fondo, con un Unit Linked o un PIAS, la propia aseguradora puede enviar un recibo a tu banco para que inviertas pequeñas cantidades de forma periódica todos los meses. Así te evitarán tener que hacerlo a ti.

Por el lado negativo y a diferencia de un Fondo, no es posible traspasar el dinero de un unit linked a otro (salvo en el caso de que sea un PIAS). Eso limita la ventaja del diferimiento fiscal que sí tienen otros productos. Lo que sí podrás hacer, siempre que el unit linked lo permita, es cambiar la composición de los fondos y elegir entre los que te proponen.

¿Existe una opción indexada? Sí, los planes de pensiones indexados. En concreto, el unit linked de Finizens.

 

 

 

ETF

Los ETF o Exchange Trade Fund son fondos de inversión que funcionan y se comportan como acciones.

Como con cualquier título bursátil, se pueden comprar y vender en tiempo real, algo que no sucede con los fondos de inversión. Con los fondos, el valor de lar participaciones será el que registre el fondo al final de la jornada, tanto para la compra como para la venta.

???? Características de los ETF

  • Los ETF son la principal herramienta de indexación, más flexible y versátil que un fondo de inversión indexado , sólo que con peor fiscalidad.
  • Diversificación. Los ETF son instrumentos diversificados por naturaleza. Da igual si replican un índice concreto o si sirven de brújula para un sector. Salvo los ETF sobre materias primas, siempre reflejan el valor de más de un activo. Otra cuestión es que esa diversificación no sea absoluta por abarcar un solo país, índice o sector.
  • Liquidez. Es lo que define a los ETF y los diferencia del resto de opciones para invertir de forma indexada. Los ETF son el único producto indexado que se puede comprar y vender en tiempo real, exactamente igual que una acción.
  • Perfil de riesgo. Con los ETF no hay medias tintas, todos asumen riesgos, aunque también los hay de todos los gustos y colores. Igual que existen fondos de renta fija, también hay ETF de renta fija que, en teoría, tienen un perfil más conservador.
  • Comisiones. Las comisiones de los ETF son más bajas que las de un fondo de inversión indexado (un 50% menores según un estudio de InbestMe). Como contrapartida, cada vez que realices una operación tendrás que pagar comisiones, igual que con un acción. Esto es algo que no ocurre con todos los fondos indexados, especialmente para las aportaciones periódicas automáticas.
  • Inversión máxima. No existe límite de ningún tipo, como tampoco lo hay en fondos ni en acciones.
  • Inversión mínima. Tampoco la hay. Depende del ETF que busques y su cotización.

📈Fiscalidad de los ETF

En España los ETFs están totalmente definidos por su fiscalidad. Un ETF funciona como una acción y tributa como una acción. Así de fácil. Y da igual si el ETF es nacional o extranjero.

¿Qué quiere decir esto? Que pese a ser un fondo, no cuentan con la ventaja de la exención en caso de traspaso. Cada vez que vendas un ETF tendrás que pagar impuestos en el IRPF como una ganancia o pérdida patrimonial sin importar el destino de ese dinero.

No disfrutar de ese diferimiento fiscal de los fondos indexados ha hecho que muchos inversores sigan apostando por los primeros para crear sus carteras indexadas. Desde un punto de vista fiscal la diferencia a largo plazo es enorme.

Para que lo entiendas mejor, imagina una inversión en fondos indexados a 25 años con una rentabilidad bruta anual del 4% frente a otra con ETFs en la que tributes cada año por ese beneficio. Después de un cuarto siglo la diferencia será de más de 9.000 euros a favor de los fondos.

¿Quiere eso decir que siempre hay que invertir en fondos indexados y no en ETF? Pues no necesariamente. Las comisiones más bajas pueden compensar esa diferencia dependiendo de cómo inviertas y de cómo organices el rebalanceo de tu cartera indexada.

Por lo demás, los fondos indexados también permiten compensar pérdidas y ganancias en la declaración de la renta, como lo hacen las acciones.

✅ Ventajas de los ETF

La flexibilidad, versatilidad y oferta son las principales ventajas de los ETF frente a otras opciones de indexación y a otros productos.

Poder comprar y vender en tiempo real es una ventaja competitiva importante frente al resto de alternativas de inversión que analizo en este artículo.

A esto se une su versatilidad como forma fácil y sencilla de invertir en sectores enteros, lo que a su vez cristaliza en una oferta increíblemente amplia. Piensa en un sector y tendrás un ETF sobre él. La oferta de ETFs es más de diez veces superior a la de los fondos indexados, por ejemplo.

¿Existe una opción indexada? Sí, porque los ETF son productos nacidos precisamente para la indexación.

Los ETF son la segunda pata natural de la indexación junto con los fondos indexados. Son una herramienta con costes todavía más reducidos que un fondo de inversión y una vía natural para indexarte. De hecho, muchas carteras indexadas están compuestas por ETFs.

El gran hándicap, más allá de su fiscalidad que acabas de ver, es que hasta hace poco no eran -especialmente fáciles de contratar en España. Ahora la situación ha mejorado y se puede acceder a ellos desde varias plataformas como MyInvestor, Openbank, Renta 4 o SelfBank, por nombrar algunas, así como con brokers internacionales como DeGiro o Interactive Brokers. 

…Y después de este largo (pero importante) artículo, cuéntame en los comentarios: ¿Qué producto utilizas tú y por qué? ¿Alguna duda o sugerencia para mejorar el artículo?

Un abrazo fuerte,

Carlos

Te dejo mis artículos relacionados con este post:

  1. ¿Qué son los PIAS?
  2. Plan de pensiones: ¿Me conviene?
  3. EPSV: ¿Qué son?
  4. Indexa vs Myinvestor (fondos indexados)

 

 Nota: me gusta ser totalmente transparente, así que quiero que sepas que algunos de los enlaces mostrados en este artículo son links de afiliado. Es decir, si abres cuenta a través de mi enlace, te aplicarán una promoción a ti y a mí me darán un incentivo que permitirá mantener este blog y seguir haciendo artículos como el que acabas de leer. Yo lo veo como un win-win y por supuesto, solo recomiendo aquello que yo personalmente uso y creo que es bueno para ti.

Tu Libertad Financiera
Es Posible

Únete a mi Lista Privada y recibe
mis «5 píldoras» mensuales + el «KIT» Independízate

Piensa en un 1 amigo a quien puede servirle este artículo.

Carlos Galán

Empecé a invertir con 15 años y me arrepiento de no haber empezado antes.
Después de arruinarme, empecé a invertir de forma simple e inteligente y escribí Independízate de Papá Estado.
Puedes leer mi historia aquí.