4 (80%) 1 vote

Hasta hace relativamente poco era bastante escéptico acerca de la inversión inmobiliaria. De hecho en mi libro crítico abiertamente este tipo de inversión. Sin embargo, tiene un punto a favor que la diferencia vs otras opciones de inversión (por ejemplo, la inversión en bolsa).

A diferencia de la compra de acciones, en el caso de la vivienda, no necesitas disponer de todo el dinero necesario para invertir. Únicamente una pequeña parte (aprox. 10 a 30%). Así funcionan las cosas. Los bancos confían en el valor de la vivienda, es algo que pueden tasar relativamente fácil y por ello te financian con los inmuebles como garantía. Esto no ocurre con otro tipo de activos. Y si no, prueba a ir al banco y pide 100.000€ prestados para comprar acciones de Telefónica, bitcoins o joyas. Te mirarán como un bicho raro. Es posible que en el futuro esto cambie (y ya está empezando) aunque por ahora estas son las reglas.

Y por eso, entre otras cosas, he decidido comprar un pequeño piso como inversión. Me beneficio del dinero del banco y de los bajos tipos de interés para comprar un activo que se va a pagar solo con los ingresos del alquiler.

Por supuesto esto tiene sus riesgos. Podría darse el caso de que no se alquile o que los inquilinos no paguen o que la vivienda se deteriore mucho y pierda su valor.

Si te interesa que profundice en cómo invertir en vivienda para alquilar, cuéntamelo y así sabré si hay interés en que escriba sobre ello 😉 Estoy pensando en hacer un curso tutorial 😉

P.S.: esta semana Ana Oliva (experta en temas de publicación de libros por tu cuenta) organiza un “congreso online” donde distintos autores contamos nuestra experiencia y consejos a la hora de escribir, publicar y vender un libro. Para aquellos interesados, mi conferencia se puede ver gratis durante todo el martes 3 de julio (después ya sólo se puede pagando): AQUÍ puedes verme.

Un abrazo