A finales de 2011, el Gobierno se vio forzado a poner a la venta algunos activos históricos. Todo apuntaba a que se vendería el 30% de SELAE (la nueva Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado) por 7000-8000 millones de euros. Esto hubiera valorado la compañía en 23.000-26.500 euros (un múltiplo EBITDA de unas 8-9x por aquel entonces).

Se consideraba la joya de la corona del Estado y se optó no malvenderla al no poder conseguir una valoración superior a 20.000 millones de euros.

Captura de pantalla 2015-12-22 a la(s) 18.27.03

Fuente: Memorias anuales de la compañía

Desde 2011 los ingresos han ido cayendo año tras año y sólo en 2015 parece que se va a frenar el goteo. Además, en los últimos años había mantenido un % de premios sobre la recaudación de en torno el 60%, lo que le permitía tener un “margen bruto” de un 40%. Sin embargo en 2014 la compañía decidió aumentar ese porcentaje en 6 puntos (66% de lo recaudado). ¿Quizá para recuperar ingresos?

Captura de pantalla 2015-12-22 a la(s) 18.26.13

Fuente: Memorias anuales de la compañía

La caída de los ingresos (-13% desde 2011) unido al deterioro en el margen ha hecho que el EBITDA pase desde los 2.800 millones en 2011 a los 2.000 en 2014 (-30%). Algo muy preocupante en un negocio regulado y teóricamente muy estable.

¿La joya de la corona se desinfla?

Captura de pantalla 2015-12-22 a la(s) 18.25.39

El mercado del “juego” en España es de unos 30.000 millones (sí, has leído bien, 650 euros al año por español), de los que LAE tenía una cuota de un 37% en 2011.

Probablemente LAE ha perdido bastante cuota del pastel por 2 motivos fundamentales:

1) Sus sorteos, a excepción de Euromillones, se han quedado antiguos, desfasados. Por ejemplo, la Quiniela ha pasado de recaudar 380 millones en 2011 a solo 260 en 2014.

2) Bajísima penetración online. Sólo el 1% de los ingresos provienen del canal online.

Veremos qué ocurre a partir de ahora. Por un lado con los sorteos tradicionales (la recaudación del Sorteo de Navidad, que representa el 25-30% de los ingresos del año, será un buen termómetro). Pero sobre todo, con la innovación que pueda conseguir en el canal online (ya sea con nuevos juegos o incentivando los actuales).

Para terminar, es interesante calcular cuánto pierde cada uno de nosotros en Loterías cada año. El gasto bruto es de 184 euros per cápita. El beneficio atribuible a cada español es de 30 euros a lo que hay que sumar el impuesto de sociedades (un ingreso del Estado, que, cabe recordar, somos todos), unos 13 euros por cabeza. Por tanto, el español medio pierde 140 euros al año en Loterías del Estado.