En España tenemos unas cuantas grandes empresas que por un motivo u otro no cotizan en bolsa:

  • Mercadona: Probablemente el caso más claro de empresa que podría estar ocupando un puesto importante en el IBEX-35. Mercadona ha sido un caso de gran éxito en la distribución española, que no ha parado de crecer orgánicamente arañando cuota de mercado hasta convertirse en un gigante con el 20-25% del mercado alimentario español. Factura ya más de 20.000 millones de euros, nada más y nada menos que el 2% del PIB español. Según la compañía, da empleo (directo e indirecto) a 640.000 personas (4% del empleo total en España). Por el momento, no parece que la familia Roig (propietarios de la compañía) tenga intenciones de salir a bolsa. La empresa es una auténtica máquina de generar caja (EBITDA por encima de 1.000 millones de euros) y con una posición de caja neta de unos 3.000 millones. Y por el momento no se prevé una expansión fuera de España. Con este panorama, pocos motivos veo para que la familia Roig decida vender parte del negocio en bolsa.
  • El Corte Inglés. El eterno candidato a salir a bolsa. El caso de ECI es casi opuesto al de Mercadona. El grupo está sufriendo duramente la crisis y las ventas han caído desde los casi 18.000 millones de 2007 hasta los 14.500 de 2014. Y la generación de caja y beneficios todavía han sufrido más. En el caso de ECI, sí parece que el objetivo es salir a bolsa a medio plazo y por ello están limpiando la deuda del balance (unos 5.000 millones) vía venta de inmuebles y amortizaciones. Esto, junto a una prometida subida del EBITDA situarían el ratio Deuda/EBITDA en un rango más cómodo (2-3x) frente a las 5-6x actuales, para afrontar una salida al parqué.
  • Loterías y Apuestas del Estado. No lo olvidemos, el mercado del juego en España es enorme (30.000 millones de euros, 3% del PIB). Y la principal es empresa SELAE, en manos del Estado. Ya se intentó colocar en bolsa a finales de 2011, pero finalmente se frustró la operación por no poder conseguir un precio de venta suficiente. SELAE sería una empresa relevante del IBEX con un valor de unos 20.000 millones.
    Cuidado con privatizar joyas como Loterías o AENA a precio de ganga. Aunque a decir verdad, si se da la opción al inversor minorista de acudir a la OPV (como finalmente se hizo con AENA), no hay motivo para protestar.
  • CEPSA: Dejó de cotizar en 2011 cuando un fondo árabe compró la totalidad de las acciones de la petrolera española.
  • Mondragon/Eroski: La Corporación Mondragon es un grupo de cooperativasempresas originario del País Vasco y actualmente extendido por el resto de España y por los cinco continentes. Constituye el primer grupo empresarial vasco y el décimo de España, así como el mayor grupo cooperativo del mundo. Agrupa empresas reconocidas como Eroski, Fagor, la marca de bicicletas Orbea o Caja Laboral Kutxa. Sus ingresos en 2014 fueron de 11.500 millones de euros, con un EBITDA de casi 1.200 millones.
    Por su propia estructura societaria (Corporación) es complicado que pueda salir a bolsa.
  • Mango: El segundo mayor grupo de moda español (por detrás de Inditex). Factura nada menos que 2.000 millones de euros anuales (2014), expandiéndose fuertemente en los últimos años. El fundador Isak Andic siempre ha sido reacio a sacar la compañía al parqué. La deuda neta se situaba en 2014 en 400 millones (2x EBITDA). Por el momento parece que la compañía está siendo capaz de expandirse sin quemar demasiada caja (una gran parte se hace vía franquicias).
  • IDC Quirón: El grupo gestiona 40 hospitales en España y factura unos 1.500 millones anuales. Su dueño, el fondo CVC pretende sacarla a cotizar en cuanto mejoren las condiciones y busca un valor de unos 5.000 millones de euros .
  • Porcelanosa. Emblema español de la cerámica. Un imperio que factura más de 800 millones anuales. Nunca ha entrado en las quinielas para salir a bolsa y no tiene pinta de que la cosa vaya a cambiar. Una pena para el inversor porque a priori parece un buen negocio con una marca potente detrás.
  • Grupo Eulen: empresa familiar con capital 100% español, es una empresa de prestación de servicios generales a empresas y especialista en actividades de limpieza, seguridad, mantenimiento o medio ambiente. Tiene más de 82.000 empleados en España, Portugal, EEUU, 8 países de Latinoamérica y Caribe, Libia, Omán y Qatar; y sus ventas superan los 1.300 millones de euros. Nada mal para ser un “desconocido”.
  • Roca. Una empresa que no necesita presentación. Presente en los baños de media España, esta multinacional está también en otros 135 países. Sus ventas superan los 1.500 millones de euros anuales. Es una empresa principalmente familiar, con pocas intenciones de salir a bolsa
  • Grupo Antolín. Otro gigante “desconocido”. Con sede en Burgos, esta multinacional especializada en componentes para el interior del automóvil factura ya 4.000 millones de euros anuales. Según Ernesto Antolín, su presidente, “uno de cada cuatro vehículos del mundo lleva algún componente suyo”. Aunque sí ha habido rumores de salida al parqué, parece poco probable por el momento.
  • Otras grandes empresas españolas no cotizadas son Banca March, Puig (perfumes), Santillana, Volotea, Ibercaja, Globalia…

Iba a incluir Telepizza en esta lista, pero la compañía tiene previsto regresar al parqué en mayo.

En Europa también hay algunas empresas muy conocidas que, por el momento, se mantienen fuera de los parqués: Grupo Mulliez en Francia (propietaria de Decathlon, Leroy Merlin o Auchan, matriz de Alcampo), la sueca Ikea o Lidl.

Autor: Carlos Galán Rubio

Linkedin: https://cl.linkedin.com/in/cgalanrubio

Web: www.carlosgalan.net