Soy Carlos Galán, tengo 23 años y mi e-book sobre finanzas personales se ha convertido en el más vendido de economía en amazon.es sin pretenderlo. Todo ello sin ser un experto, sin prestigio y sin contactos. Quiero mostrarte cómo lo he conseguido y por qué Amazon ha revolucionado el mundo editorial.

Independízate de Papá Estado

Independízate de Papá Estado

Desde muy joven me fascinó el mundo del dinero y de la bolsa. Compré mi primera acción con 15 años, leí infinidad de libros y probé muchos métodos. Después de muchos errores (“ruina” incluida), empecé a entender de qué iba el juego. ¡Eso espero!

Pero hay algo que me preocupaba: cada vez que intentaba hablar con mis amigos sobre dinero e inversión, ellos bostezaban aburridos. “¿Qué va a ser del país si ni siquiera la gente preparada e inteligente se esfuerza por aprender lo mínimo sobre sus propias finanzas?” pensaba yo.
Otro grupo de amigos sí tenía interés y leía sobre el tema, pero nunca se ponía en marcha, lo cual todavía era más frustrante para mi. Esta parálisis por análisis es muy común en este mundillo: la industria de la inversión mueve muchos millones y todos tratan de arañar un pedazo de este apetitoso pastel. Y el resultado es un montón de información contradictoria e interesada, que evidentemente confunde y paraliza a muchos.

Llevaba tiempo dando vueltas a la cabeza: “¿y si escribo un pequeño e-book muy sencillito y entretenido para explicar lo mínimo imprescindible, directo al grano?” Pero nunca tenía tiempo y no me decidía…

Finalmente aproveché un período sabático tras mi primera experiencia laboral como analista de bolsa, para poner en negro sobre blanco mis ideas sobre el gran circo financiero. Además, quería dejar cerrado mi capítulo financiero”” antes de probar la economía real. Y gracias a Amazon, autopublicar un libro y acceder a una audiencia enorme y creciente, ¡es facilísimo! ¡Qué maravilla de empresa (al menos para el consumidor)! Hoy en día cualquiera con algo de conocimiento y esfuerzo puede dar a conocer sus ideas sin invertir un solo euro. Y además generar un ingreso pasivo, que todos los meses te deja unos cuantos euros en tu bolsillo. De hecho, en EEUU hay ya muchísimos autores que viven de sus e-books en amazon.

Así que manos a la obra: durante un mes y medio estuve preparando full-time este pequeño ebook: Independízate de Papá Estado.

Era muy consciente de que no podía competir en conocimiento ni prestigio con la mayoría de autores de libros sobre bolsa/finanzas. Pero ése no era mi objetivo. Yo decidí hacer justo lo contrario:

  • Un libro muy sencillo y corto.
    “Lo bueno, si breve, dos veces bueno; y aun lo malo, si breve, no tan malo. Más valen quintas esencias que fárragos.” – Baltasar Gracián.
    Libros técnicos y farragosos de 500 páginas hay muchos. Están bien para los freakies, pero nunca lo leerían mis amigos. Nunca lo leería mi madre. Y eso es justo lo contrario de lo que buscaba. Quería un libro que pudiera leer desde la peluquera hasta el abogado pasando por la ama de casa. No nos engañemos, a todo el mundo le interesa el dinero. Y cada vez a más gente le preocupa lo que puede pasar con su pensión.
  • Un ebook realmente práctico. Tampoco me servía de nada hacer un libro muy ameno y que la gente me diese una palmadita en la espalda. Mi objetivo era muy claro: quitar miedos sobre inversión y que la gente se decidiese a empezar a invertir HOY. Uno de los lemas del libro es: “Ayer era el día perfecto. Hoy es el segundo mejor día para empezar. Mañana será tarde.”
    Así lo creo. Y es que, el interés compuesto es muy poderoso (según Einstein, la fuerza más poderosa del universo).
    Pero tiene un pequeño inconveniente: necesita de tiempo, cuanto más mejor, para desplegar toda su magia.

    Por ello es clave EMPEZAR a pesar de las dudas. Gran parte del libro va enfocado a convencer al lector de ello.

  • Un libro totalmente cercano al lector. Para conseguirlo, entrevisté a amigos y familiares y les pedí que leyeran el primer borrador y me dieran feedback. Sus pensamientos, excusas y prejuicios resultaron valiosísimos. Utilizar sus propias palabras también ayudó enormemente a crear un vínculo. La psicología lo es todo. ¡Cuántos libros con muy buen contenido se han limitado a un público súper específico por no utilizar el lenguaje adecuado…!
    Además, esta cercanía (respondo todos los correos de forma personalizada e incluso he conocido a algún lector en persona), ha generado un círculo virtuoso que alimenta nuevas ventas. Los lectores, de buen grado se animan a escribir críticas (ya van más de 200) muy positivas (5 estrellas de media) y recomiendan el libro a amigos/familiares. Así la bola va creciendo 😉

Además, nunca fue mi objetivo lucrarme con el libro (de hecho el 50% de los beneficios son donados para educación financiera para niños). Y, en mi opinión, el lector supo intuir que mis palabras eran sinceras. Nunca tuve expectativas y el mero hecho de haberlo escrito y publicarlo ya era todo un éxito. A día de hoy, 10 meses después de su publicación, se han vendido más de 3000 copias y ha sido nº1 desde entonces, obteniendo muy buenas críticas, y compartiendo podio con bestsellers mundiales como Padre Rico, Padre Pobre de Kiyosaki o Piense y hágase rico de Napoleon Hill. Muchos lectores me comentan que se lo recomendó un amigo, lo cual demuestra que el boca a boca funciona muy bien.

Creo que a pocos nos quedan dudas de que Amazon ha revolucionado la industria editorial con sus ebooks y kindles. Pero existe una empresa del grupo mucho más desconocida que me parece increíble. Se llama Create Space. Permite a autores independientes como yo publicar un libro físico: con su ISIN, con portada a color, su contraportada…
En fin, como el libro que puedes comprar en cualquier librería. Pero con la ventaja de que no hay un pedido mínimo. Y el autor no tiene que acumular 500 copias en su casa ni hacer ningún desembolso inicial. Tampoco debe preocuparse por el envío.
El procedimiento es bien simple: cuando alguien compra el libro a través de Amazon, lo imprimen rápidamente (1-2 días) y lo envían directamente al domicilio del cliente aprovechando su know-how y sus bajos costes logísticos. El autor recibe un porcentaje de las ventas (cerca de un 30%) sin que el libro pase por sus manos. Sin duda el modelo de negocio es brillante. Es impresionante cómo internet está cambiando un sector que, a priori, parecía inmune (las manufacturas, el sector secundario) a las amenazas digitales. Sobre ello habla extensamente Chris Anderson en su genial libro Makers. Otro día más sobre este apasionante fenómeno que tiene mucha miga…

Un abrazo!!

Carlos